Comúsica | Cómo elegir resina para violín, viola, violonchelo o contrabajo - Comúsica
Elementos a tener en cuenta para elegir resina para tu violín, viola, violonchelo o contrabajo.
hazen, violín, viola, violonchelo, contrabajo
18277
post-template-default,single,single-post,postid-18277,single-format-standard,bridge-core-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1200,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.0,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive
 

Cómo elegir resina para violín, viola, violonchelo o contrabajo

Cómo elegir resina para violín, viola, violonchelo o contrabajo

Cómo elegir resina para violín, viola, violonchelo o contrabajo

Más claras u oscuras son las maneras en las que podemos encontrar las resinas de los instrumentos de arco.  Sin embargo, ¿so nos indica algo? ¿Determina cuál debemos escoger? ¿Cuál es tu resina? En este post aprenderás a elegir resina para tu violín, viola, violonchelo o contrabajo.

Elementos a tener en cuenta para elegir resina para tu violín, viola, violonchelo o contrabajo.

La resina

La resina es, junto al arco, uno de los accesorios más importantes a la hora de empezar a tocar ya que proporciona la fricción idónea para producir el sonido del instrumento. Puede tener  un tono amarillento claro, muy propio de la resina pura francesa y norteamericana o bien marrón, más propio de la alemana.

También la textura influye: blandas o duras, según el instrumento. Generalmente los violinistas y violistas comparten los mismos tipos de resina, duras y secas. Mientras, los violonchelistas, usan una más intermedia y los contrabajistas las más ligeras y suaves.

Esto es debido al agarre que necesitan cada uno de ellos. Al contrabajo le es complicado hacer vibrar sus cuerdas gruesas, es por ello por lo que requiere de una resina más blanda, que se agarre más a las cerdas del arco.

El clima

Este material se endurece con el frío y se reblandece con el calor por lo que depende, en gran medida, del lugar en el que vivamos y los cambios climáticos a los que se exponga el producto. Si usamos normalmente una resina muy blanda o dura, debemos tener en cuenta que debido a las temperaturas adversas puede verse afectada. Por lo general cuando hace más calor nos convendrá usar una resina más dura y en frío una más blanda.

Dureza

Se suele decir que cuanto más oscura es una resina, más dura es. Pero eso no es del todo cierto. Lo que determina su dureza son los materiales con los que se fabrican, por tanto, es complicado determinarlo a primera vista. Sin embargo, marcas como Pirastro nos dan una pequeña ayuda a la hora de elegir nuestra resina:

En este caso, la marca tiene toda una gama adecuada a sus cuerdas. Pero, independientemente de las que usemos, también nos puede servir. Tan solo nos hace falta tener claro lo siguiente:

  • Las cuerdas de acero son más fáciles de tocar si usamos una resina más dura y seca (Pirastro Schwarz).
  • Las de tripa suelen ir mejor con algo más suave para mayor adherencia (Pirastro Oliv).
  • Si usamos unas cuerdas de gama media o cuerdas sintéticas como “Dominant”, por ejemplo, una resina como la “Pirastro Tónica” puede funcionarnos bien debido a su dureza intermedia.

Alergias

La colofonia es el componente principal de las resinas, pero no todas las personas la toleran. En caso de ser alérgicos a este material, existen resinas hipoalergénicas en polvo que sustituyen a las habituales.

Aprendizaje

La elección de nuestra resina también dependerá de nuestro aprendizaje. Si acabamos de empezar y usamos un violín o viola de estudio más sencillo y con cuerdas más básicas, es probable que al principio no nos haga falta invertir mucho en una resina. Resinas como la “Piranito” de Pirastro, puede cumplir nuestras necesidades.

Conforme avanzamos con nuestro instrumento lo ideal es también ir probando resinas que puedan ofrecernos un sonido mejor. Recordemos que todo influye a la hora de tocar.



Asociados

Servicios

Sello de calidad

Noticias